Un nuevo impulso al desarrollo de Baja California Sur

0
174

Mucho se ha hablado de la necesidad de que Baja California Sur cuente con una diversidad de fuentes de suministro de energía sobre las cuales sustentar su desarrollo.  Ciertamente ninguna fuente por sí misma puede abastecer la demanda actual y futura de energía del Estado.  De ahí la importancia de contar con una que sea competitiva y limpia, como el gas natural licuado.  Es precisamente en este proyecto en el cual ha estado trabajando la empresa New Fortress Energy con la construcción de una terminal de gas natural ubicada en el puerto de Pichilingue, proyectada para iniciar operaciones este año.

La introducción de gas natural licuado en lugares territorialmente apartados, como Baja California Sur, con buena comunicación marina, suele traducirse en un desarrollo económico regional al permitir el acceso a una nueva fuente de energía.  De entrada, esto permite compensar faltantes ocasionales en el suministro de otras fuentes disponibles.  

La llegada del gas natural a la península permitirá a muchas familias y empresas tener mejor control sobre sus costos y requerimientos de producción de energía, al abrir la posibilidad de migrar a plantas de generación y cogeneración de electricidad, de calor o de frío, con base en el gas natural, el cual es más limpio y económico que combustibles líquidos actualmente usados.  En este punto vale la pena destacar que la certidumbre de contar con una fuente alterna y confiable de energía como el gas natural puede atraer inversiones de empresas e industrias que antes no se asentaban en Baja California Sur.

Lo anterior es posible porque el gas natural es hoy una fuente abundante de energía en el mundo. Es, además, más limpio y seguro que los combustibles con base en petróleo. Esto hace del gas natural una fuente confiable (que su suministro es predecible), flexible (hoy la tecnología facilita movilizar en forma segura volúmenes a la medida de las necesidades de todos, vía estaciones de servicio, hasta volúmenes medianos y grandes, para empresas o para grandes generadoras de electricidad) y eficiente (con una de las mejores relaciones entre costo, capacidad energética y reducción de emisiones).

Adicionalmente, está todo el desarrollo que gira alrededor del gas natural.  Se van a requerir técnicos especializados para llevar a cabo la instalación y mantenimiento de equipos, surgirá todo un negocio de proveeduría de plantas de generación y cogeneración de todos tamaños y sus refacciones, se requerirá la reconversión de unidades de transporte -en especial, del transporte público- a esta nueva fuente y, principalmente, se propiciará la llegada de algunos tipos de industrias que requieren procesos de frío o calor que, sin un abasto confiable de gas natural, simplemente no se asentarían en la entidad.

Con la llegada del gas natural, el desarrollo de Baja California Sur dejará de estar limitado por un suministro confiable de energía.

Resulta por demás significativo lo que New Fortress Energy expone en su sitio web.  “La electricidad no debería ser considerada un bien de lujo.  Miles de millones de personas en el planeta carecen de una fuente accesible de energía.  La misión de la compañía es proporcionar capital, experiencia y visión para resolver este problema al tiempo que tiene un impacto positivo y significativo en las comunidades y el medio ambiente.”  Por lo pronto, si la empresa contribuye con una energía más accesible y limpia para Baja California Sur, que abra oportunidades al desarrollo económico, bienvenida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here