A 26 AÑOS DEL ASESINATO DE LUIS DONALDO COLOSIO

0
48

Un día como hoy, pero de hace 26 años, fue asesinado en Lomas Taurinas, Tijuana, Baja California, Luis Donaldo Colosio, quien era candidato a la presidencia de México por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 1994.

¿Qué ocurrió?

Colosio caminaba entre una multitud tras la finalización de un mitin en Lomas Taurinas. De fondo sonaba la canción ‘La culebra’, de la Banda Machos, justo en la estrofa “¡huye José!”, sonaron detonaciones de arma de fuego.

El candidato se desplomó ante la mirada de las personas que lo rodeaban en ese momento. El temor se apoderó de los presentes que comenzaron a correr por todos lados para ponerse a salvo.

En el lugar fue detenido Mario Aburto como la persona que presuntamente habría atentado contra la vida de Luis Donaldo.

Colosio logró ser sacado del lugar con vida, pero lamentablemente murió horas más tarde en el área de Urgencias del Hospital General de Tijuana.

El asesinato de Colosio fue un evento que cimbró todo México ya que en aquel entonces el candidato prometía un cambio profundo en la política del país, así como en el mismo PRI, donde era militante.

El sustituto de Colosio

Tras su asesinato, su lugar como candidato por la presidencia fue tomado por Ernesto Zedillo, quien posteriormente se convirtió en presidente de México para el periodo 1994 – 2000, siendo además el último integrante del PRI en retener el cargo previo al cambio democrático de 2000 a 2012 donde el PAN se haría con las riendas del país de las manos de Vicente Fox y Felipe Calderón.

Las frases más emblemáticas de Colosio

A lo largo de su candidatura, Luis Donaldo Colosio dejó frases que reflejaban la situación real por la que atravesaba México, así como el sentir de la población.

Estas son algunas de ellas

Veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales.

Provengo de la cultura del esfuerzo y no del privilegio.

El mundo no nos ha sido heredado por nuestros padres, nos ha sido prestado por nuestros hijos.

México no puede intentar soluciones que solo permitan el crecimiento acelerado y cancelen las posibilidades de reforma social o de realización de los valores humanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here