Lamentable que CFE siga invirtiendo en energías sucias: Rigoberto Mares

0
167

Mediante el “acuerdo para garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del sistema eléctrico nacional, con motivo del reconocimiento de la epidemia de enfermedad por el virus SARS- COV2 (COVID19)” del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), queda manifiesta la intención de CFE de invertir en generación de energía por medio de plantas de combustóleo, mismas que se presume serían abastecidas con excedentes de producción en las refinerías de PEMEX, que no pudieron colocar en el mercado internacional.

En este sentido Rigoberto Mares Aguilar, diputado federal de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional señaló que “Es lamentable que CFE realice esta operación a costa del medio ambiente y del bolsillo de los consumidores de energía eléctrica”.

Expertos han advertido que la medida del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) que se diera a conocer la semana pasada “para mejorar la confiabilidad del sistema eléctrico” abrirá la puerta para que operen generadores de luz ineficientes y contaminantes.

Estas medidas permiten la puesta en operación de plantas de combustóleo en varios estados del país con el pretexto de aminorar la carga a las centrales ya existentes, sin embargo lo que los especialistas han señalado es que la implementación de estas medidas coinciden con el aumento en la producción de combustóleo por parte de Petróleos Mexicanos: en el primer trimestre del año PEMEX produjo 11 millones de barriles de combustóleo, de los cuales solo pudo vender el 43 por ciento debido a las nuevas reglas ambientales que impiden que tanqueros utilicen el combustóleo de PEMEX por su baja calidad y alta contaminación.

Rigoberto Mares señaló que “lo que esperaríamos de CFE es que pensara en estar invirtiendo ya en tecnologías limpias, que no contaminan y son más económicas, por lo que representan un apoyo a los bolsillos de los mexicanos, sin embargo con lo dado a conocer por la CENACE, lo que se propicia es que se pongan en funcionamiento estas centrales independientes de combustóleo que tienen un costo de producción mayor y por lo tanto el precio marginal tendría que incrementarse y se reflejará en un nuevo aumento de las tarifas eléctricas”.

El legislador federal apuntó que estados como Baja California Sur, donde la demanda de energía es cada vez mayor requiere de inversión que resuelva el problema de abasto, pero que también ayude a detener el problema actual que se vive en ciudades como La Paz donde los índices de contaminación del aire causada por las centrales de producción eléctrica a base de combustóleo representan un problema de salud pública para todos los sudcalifornianos.

Mares Aguilar recordó, que el director de CFE Manuel Bartlett, anunció que para este 2020 entrará en funcionamiento una Barcaza de generación Ciclo Combinado de Emergencia, con lo que se espera que el problema de los apagones de energía que vivimos sobre todo en los meses de verano se pueda resolver, aunque sería solo una medida temporal ya que el presidente anunció la construcción de una termoeléctrica para el año 2023 que funcionaría a base de gas natural.

“Nos preocupa que ahora con el nuevo decreto de austeridad republicana que dio a conocer el presidente Andrés Manuel López Obrador, donde cancela todas las obras y proyectos de gran calado a excepción de sus obras faraónicas “Tren Maya y Refinería de Dos Bocas”, se haya cancelado también la construcción de esta nueva central generadora de energía no contaminante en beneficio de los sudcalifornianos”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here